Radiofrecuencia

radiofrecuencia

 

La Radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y al tejido graso. Con este calentamiento conseguimos una reestructuración del colágeno profundo, por lo que se forman nuevas fibras, que sustituyen a las envejecidas y hacen tejidos más elásticos. Los resultados serán reducción del tejido graso, disminución de celulitis, control de flacidez y efecto lifting corporal.

Está indicado en:

  • Personas con retención de líquidos, puesto que mejora el funcionamiento del sistema linfático.
  • Como tratamiento coadyudante en la obesidad.
  • En mejora de la flacidez y arrugas.
  • Depósitos de grasas localizadas.
  • Cicatrices, estrías y todo problema relacionado con la producción de colágeno.

Se recomiendan dos sesiones semanales. El número de sesiones dependerá de los resultados esperados, pero se recomiendan entre 10 y 12 sesiones.